Loving my cars

mujer conduciendo

Hoy, voy a hablaros de los coches de mi vida que, como los amores, han sido pocos pero buenos. Mi primer coche fue un destartalado Ford Fiesta de segunda mano al que tenía ese cariño especial que se le tiene al primer novio. No fue un idilio muy largo, tan solo un par de años, en los que no me falló jamás y con el que recorrí mis primeros kilómetros y di mis primeros golpes a la carrocería cuando aparcaba. Le llamaba cariñosamente Forfi y a pesar de nuestra efímera aunque intensa relación, se me rompió el corazón cuando tuvo que recorrer su última milla verde de camino al desguace.

Seguir leyendo

De sueños y redes sociales

 

mujer soñando

A pesar de los “Abbraccios della Sera yogi tea. Infusiones relajantes”, no duermo bien últimamente. Caigo fugazmente en los brazos de un Morfeo algo huraño y esquivo conmigo en estos últimos tiempos. Aun así, tengo tiempo suficiente para internarme en el plano irreal de los sueños. Sueños de esos de los que no quisieras despertar. Y es que irse a dormir después de echar un vistazo al muro de Facebook siempre da juego al subconsciente para que este haga de las suyas.

Seguir leyendo

Presentación del blog